CONICET – ¿Falta o sobra presupuesto?

11 de noviembre de 2016

Análisis presupuestario del CONICET: ¿por qué en el presupuesto 2017 el CONICET sube 49,11% con respecto al 2016 y no alcanza?


Ya en el documento original que hice sobre el recorte en el Presupuesto de ciencia y técnica para el 2017 le dediqué un apartado al CONICET. Lo hice porque me di cuenta que, para el que no conoce los detalles, no iba a ser fácil darse cuenta de que había recorte presupuestario en el CONICET. Al mismo tiempo, todos se iban a dar cuenta fácilmente que había recorte en el MinCyT o la ANPCyT.

Los diversos colectivos que nos hemos movilizado por este tema centramos nuestra preocupación en la situación del CONICET y el impacto que podía tener en los jóvenes, pudiendo llegar a generar una nueva fuga de cerebros. En el dictamen aprobado por Diputados se le incorporaron 100 millones en relación con respecto al enviado por el Poder Ejecutivo Nacional. Ese adicional NO cambia sustancialmente la situación presupuestaria. Vamos a detallar porqué sigue habiendo un problema con el presupuesto del CONICET.

QUE SI, QUE NO

El miércoles 02/11, cuando se estaba tratando el presupuesto en la cámara de diputados, el gobierno salió a desmentir que faltara presupuesto para el CONICET.

Paradójicamente, el jueves 03/11 el Subsecretario de Coordinación Administrativa del MinCyT, Rodolfo Blasco, ratificó el recorte tanto en el MinCyT y la Agencia, en términos de disminución del presupuesto en términos constantes como en el CONICET, en relación con los planes de incorporación de nuevos investigadores fijado por el Plan Argentina Innovadora 2020. Blasco ratifica lo que dice el Plan en su página 40: el CONICET debía crecer a un ritmo del 10% anual hasta el año 2020 para llegar a la planta de personal prevista.

LOS PLANES DEL CONICET

El crecimiento de la planta de investigadores del CONICET fue producto de una política planificada desde el estado nacional. Durante la década de 1990 la carrera de investigador del CONICET estuvo cerrada durante varios años, y los nuevos ingresos fueron menores a la tasa de envejecimiento.

Es interesante releer la nota de Nora Bär sobre el informe de gestión 2002-2007 que había presentado el Dr. Eduardo Charreau, en ese momento Presidente del CONICET:

Para revertir la situación crítica en que se encontraba la institución se amplió el presupuesto, rejerarquizando los sueldos y estipendios. Además se asignaron fondos para otorgar los ingresos a la carrera de investigador que estaban pendientes y se impulsó la presentación de científicos residentes en el exterior.

Fue así que la planta de investigadores tuvo la siguiente evolución:

Para los años 2016-2020 se estimó un crecimiento del 10% anual, según lo establecido en el Plan Argentina Innovadora 2020 (si bien la convocatoria para ingresos carrera de investigador 2016, que ingresarán en el año 2017, ya fue evaluada todavía no se conoce la cantidad de beneficiarios).

Según muestra la página web del CONICET, la distribución etaria de los investigadores cambió sustancialmente entre los años 2003 y 2015:

Para poder sostener este ritmo de incremento del número de investigadores se amplió el número de becas que otorga el CONICET para la realización de un doctorado. Si bien la duración de las becas fue variando (originalmente 2 años + 2 años, luego 3 años + 2 años y en la actualidad 5 años) queda claro que entre que el estado toma la decisión de impulsar la formación de doctores y estos terminan sus estudios se requiere un lapso de tiempo de entre 4 y 5 años. En la tabla y la figura siguientes se observa la evolución entre los años 2006 y 2014 de la cantidad de egresados de la carrera de doctorado en universidades argentinas (fuente: anuarios de la SPU-ME) :

La evolución de la cantidad de becas otorgadas por el CONICET para realizar un doctorado en una universidad de argentina se puede ver en la siguiente tabla y figura:

La cantidad de becas de doctorado y posdoctorado a asignar en el período 2016-2020 se estimó en relación con el Plan Argentina Innovadora 2020 (si bien la convocatoria para las becas 2016, que comienzan el 01/04/2017, ya fue evaluada todavía no se conoce la cantidad de beneficiarios).

Además de incrementar la cantidad de becas para realizar el doctorado se incrementó al mismo tiempo la cantidad de becas para realizar una formación posdoctoral.

En este momento hay aproximadamente 1500 postulantes que se presentaron para ingresar a la carrera de investigador durante el año 2017 en la convocatoria de fines del año 2015. SI esas personas tuvieron su beca de 5 años para hacer el doctorado y una beca posdoctoral de 2 años quiere decir que empezaron su primera beca del CONICET en el año 2010. Y ya se han comprometido recursos del estado en las camadas posteriores (años 2011-2015).

Es por esto que en los proyectos de Presupuesto para el CONICET en los años 20152016 y 2017 se deberían contemplar las incorporaciones de personal. Esto efectivamente ocurrió en los años 2015 y 2016, donde se fija claramente una ampliación del número de investigadores. En el presupuesto 2017 queda un poco más difuso, aunque se lo menciona.

Se observa una clara diferencia en el detalle de los programas. Mientras en los años 2015 y 2016 se fija la cantidad de cargos, habiendo en el Programa 16 un incremento en 920 correspondiendo a la incorporación de nuevos investigadores y personal de apoyo, en el año 2017 ese dato se omite.

¿Por qué en el presupuesto 2017 el CONICET sube 49,11% con respecto al 2016?

Cuando se aprobó el presupuesto 2016 se estaba negociando una jerarquización para el personal del CONICET. Eso se aprobó el 01/12/2015, después de la aprobación del presupuesto. El presupuesto 2017 debe incluir ese monto, que se incorporó al CONICET durante el año 2016 por decisión administrativa de la Jefatura de Gabinete. NO es un aumento real, sino una “JERARQUIZACIÓN” al personal ya existente.

El Ministro Barañao en esta nota dice que esas partidas no estaban en el presupuesto aprobado y que el gobierno del Presidente Macri le dio los fondos.

Además, a mitad de año se aprobó la paritaria para el año 2016, que dio un incremento de los salarios del 31%.

Finalmente, siguiendo la política de crecimiento de la planta de investigadores aprobada en el Plan Argentina Innovadora 2020 y en el Presupuesto 2016, se incorporaron 900 nuevos cargos entre investigadores y personal de apoyo. Al día de la fecha aún faltan incorporar aproximadamente 230 agentes, por falta de presupuesto (para dar una idea de la demora, recién el 11/11/2016 fueron notificados 200 investigadores y 21 personales de apoyo). Ellos corresponden a esta convocatoria:

Con estos incrementos se supera el aumento del 47,65% propuesto por el Poder Ejecutivo Nacional, y apenas alcanza con los 100 millones adicionales aprobados en diputados, que eleva el incremento al 49,11%.

¿QUE ESTÁ FALTANDO?

Durante el año 2017 el CONICET debe incorporar a los postulantes que se presentaron para ingresar a esa institución a fines del año 2015, que han sido evaluados por las comisiones a lo largo del año 2016, y cuyo resultado ya debería haber sido publicado:

Si durante el año 2016 se incorporaron 900 agentes, para cumplir con la pauta de crecimiento fijada en el Plan AI2020 del 10% anual durante 2017 deberían sumarse 990 agentes aproximadamente.

Además, en la actualidad el CONICET destina el 95% de su presupuesto a salarios y estipendios, por lo que resulta imperioso incrementar las partidas para el funcionamiento. El CONICET asigna el 5% para su propio funcionamiento administrativo y para el pago de servicios y consumo de sus institutos. Además debería dar subsidios, cosa que este año ya no ocurrió.

Las estimaciones son que entre ambas cosas faltarían entre 1.000 y 1.500 millones adicionales.

Además, como indicó el Ministro Barañao, los sueldos siguen atrasados, dado que solamente logró el 50% de la jerarquización cuando la negoció con el Ministro Kicillof en el año 2015, por lo que sería razonable que el 50% faltante del incremento se concretara durante el año 2017.

RESUMIENDO

En resumen:

– Comparado con el Presupuesto del CONICET aprobado para el año 2016 el Poder Ejecutivo Nacional elevó una propuesta para el año 2017 con un incremento de 47,7%.

– En la Cámara de Diputados se le incorporaron $100 millones, por lo que el incremento subió al 49,1%.

– Para poder incorporar los investigadores previstos en el Plan Argentina Innovadora 2020, que ya concursaron y han sido seleccionados, se necesitaría un incremento del 54,9% (Nótese que esto es SÓLO un 5% más que el aumento promedio del presupuesto).

– Finalmente, para que el CONICET recupere una participación razonable de las partidas para gastos de funcionamiento de institutos y subsidios para la investigación el incremento debería llegar al 70,9%.

Y NO se está contemplando el presupuesto para cumplir con el 50% de jerarquización que quedó pendiente del año 2015 y que el Ministro dijo en marzo del año 2016 que era necesario.

La duda, con estos montos es si el MinCyT le transferirá partidas adicionales, postergando otros programas, o si los ingresos a la carrera de investigador 2017 serán pocos y distribuidos en cómodas cuotas mensuales a lo largo de los últimos meses del año.

Para evaluar el cuadro de situación global veamos la comparación en pesos, sin actualizar, del presupuesto aprobado en diputados para 2017 en relación con el de 2016 de todos los organismos de la función Ciencia y Técnica.

En rojo se muestran los organismos cuya variación resultó menor que la paritaria 2016 y que la devaluación del peso. En naranja aquellos cuya variación es mayor que la paritaria y menor que la devaluación. Los que quedan en negro son aquellos cuya variación es superior a la paritaria 2016 y la devaluación. Ya analizamos en detalle la situación del CONICET y quedó claro que si bien el aumento del 49.11% parece nominalmente grande es insuficiente para cubrir los compromisos. Es muy posible que el caso del IGN sea similar al del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), donde hubo un aumento importante porque se aprobó un reencasillamiento que estaba pendiente desde hace tiempo, haciendo aumentar la partida de sueldos muy por encima de la paritaria, pero los gastos de funcionamiento se vieron sensiblemente recortados.

Debe notarse que de los $ 9.046.531.071 de variación en pesos entre 2016 y 2017 $ 775 millones corresponden a la función ciencia y técnica de las Universidades Nacionales, y esos montos en muchos casos ya se ejecutaban desde la función Educación. Es decir, más que un aumento real es un sinceramiento presupuestario, siendo que al mismo tiempo se han suprimido otros programas generales que se financiaban a lo largo del año en la función educación (ver art 12, párrafo segundo del presupuesto 2016, que no figura en el de 2017). Y los $ 2.000 millones de Obligaciones a cargo del Tesoro son para transferir a la empresa VENG, a cargo del proyecto del lanzador Tronador.

Por lo tanto, la gran mayoría de los organismos de ciencia y técnica tendrán presupuestos que ni siquiera cubren la paritaria 2016 y mucho menos los incrementos de costos de funcionamiento por incremento de tarifas de servicios públicos y costos de equipamiento e insumos.

En relación con la información difundida por la periodista Mariel Di Lenarda, el presupuesto del CONICET NO es el 70% del total del presupuesto asignado a a la Función Ciencia y Técnica. Es el 70% del Presupuesto del MinCyT (que incluye al propio Ministerio, la ANPCyT, CONICET y CONAE). Si se lo compara con el total de la Función Ciencia y Técnica el presupuesto del CONICET es el 31,08%

Jorge Aliaga
07/11/2016
jorgealiaga.com.ar

En la versión 2 se amplió el análisis de la evolución de la planta de investigadores y becarios del CONICET. v2 11/11/2016

Comments are closed.