Después de terminar mi doctorado, y habiendo vivido la dictadura cívico-militar de 1976-1983, decidí que debía involucrarme con la gestión pública. Y decidí hacerlo en mi ámbito laboral: la Universidad Pública, atraído por su régimen de autonomía y cogobierno. Fue así que durante poco más de dos décadas desempeñé cargos públicos.

Experiencia como Consejero:

En 1992, asumí como Consejero Directivo por la minoría de Graduados en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires, y fui reelecto en 1994. Entre 1992 y 1995 asistí a la comisión de enseñanza y a las sesiones del Consejo Directivo, si bien no formaba parte de la mayoría que conducía la gestión de la Facultad.

En el año 1996, encabecé la lista de Graduados por tercera vez y se pudo obtener la mayoría. Durante los años 1996 y 1997, nuestra agrupación, “Renovación”, pasó a formar parte del gobierno de la Facultad. Participé activamente de la Comisión de Presupuesto y generé diversas iniciativas.

Durante el año 1999 fui designado Consejero Superior de la UBA por la minoría del Claustro de Profesores y en 1999 Asesor del Decano en temas de Pautas Presupuestarias, representando a la Facultad en esa Comisión Ad-Hoc del Consejo Superior. Gracias a la defensa de las particularidades de Exactas se logró impedir el intento original de usar esa comisión para disminuir el presupuesto de la Facultad.

Trabajando como Secretario General:

Entre el 28 de diciembre de 1999 y el 20 de marzo del año 2002, fui designado Secretario General de la Facultad. La Secretaría General se ocupó de los temas relacionados con el hábitat de la Facultad y con la asignación de los recursos presupuestarios.

Entre junio y agosto de 2003, formé parte de la Comisión de Control Ambiental (COCAM), que propuso una nueva política de Higiene y Seguridad para la Facultad, luego de que la Asociación Gremial Docente (AGD) de la Facultad realizara denuncias mediáticas sobre problemas de contaminación en la Facultad, y que incluso consiguiera que se emitan programas de televisión que se refirieran a Exactas como “La Facultad de la muerte”.

En mayo de 2004, luego de algunas inspecciones de la Superintendencia de Trabajo (SRT) y con un clima político interno enrarecido, fui designado nuevamente Secretario General, e implementé las medidas propuestas por la COCAM, entre otras iniciativas.

Decano de Exactas – UBA 2006-2014:

La aprobación que tuvo el trabajo como Secretario General hizo que recibiera apoyos para postularme como precandidato a decano por la lista ADU. Fui electo para el período 2006-2010 y reelecto para un segundo período entre 2010 y 2014.

En los ocho años de decanato se generaron diversas políticas que acompañaron el enorme crecimiento que tuvo el sistema científico en esos años.

Tanto al cierre de la primera gestión como de la segunda gestión, se generaron informes con el detalle de las acciones desarrolladas en cada período al frente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

En el MinCyT:

A partir de abril de 2014, una vez finalizada mi segunda gestión al frente de la Facultad, acepté la propuesta del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación (MinCyT), Dr. Lino Barañao, para integrarme al Ministerio. Allí trabajé primero como asesor y después como subsecretario de evaluación institucional hasta el 09/12/2015.