Cablevisión – Fibertel: desventuras con un oligopolio sin control estatal

7 de diciembre de 2016

Decidí dejar registro de esto que me paso, porque parece increíble. El problema no son los empleados. Es una empresa que, con la complicidad del estado que no controla ni defiende a los usuarios, hace lo que quiere, indicando por ejemplo a su personal que mienta de manera profesional.


El comienzo de los problemas

Martes 22/11

Una cuadrilla tercerizada de Cablevisión cambia el cable de toda la cuadra para aumentar el ancho de banda y corta todos los cables de usuarios de cable y teléfono.

Acá unas fotos que muestran cómo dejaron los cables cortados la empresa que trabajó para Cablevisión. Por las dudas, ninguno de los cortados eramos morosos o deudores.

Ese miércoles 23 a la tardecita llamo para protestar. Me atiende una operadora que me dice que tenemos que arreglar una visita. Le digo que NO, que de ninguna manera, porque yo trabajo. Que el cable lo rompieron ellos, sin entrar a mi casa. Que en mi casa no hay ningún problema y que no es necesario que yo esté en mi casa. Les doy todos mis datos personales, los amenazo con hacer un atentado, y los invito a que me hagan una denuncia. Les doy mi nombre, apellido y número de documento (no soy el titular del “servicio”).

Empiezo a denunciar por twitter:

Se dispara el “robot” de Cablevision que controla las redes y me escriben:

Contesto, sin ganas de que me silencien:

Miércoles 24/11

Una cuadrilla viene, y verifica que el cable está cortado. El vecino del duplex gemelo los atiende. Esa primera cuadrilla les dice que está cortado el cable (“chocolate”), y que ellos no arreglan eso. Llaman a OTRA cuadrilla para que haga el tendido del cable nuevo. Si bien le dicen que no tienen cable y que volverían el sábado, ante la insistencia del vecino vuelven ese día y se lo arreglan. El vecino les dice que arreglen el mio, que él firma. Le dicen que NO pueden.

Eso si, cortan el chicote que habían dejado cruzando la calle a la altura del pilar de entrada de casa y retiran ese pedazo de cable:

Vuelvo del trabajo, veo la situación y vuelvo a llamar indignado. En todos los casos les pido que me graben y les doy mis datos personales. Habían venido y estaba todo IGUAL. Me tiene esperando y se corta. Vuelvo a escribir en las redes:

Me vuelve a atender una operadora (otra) que me vuelve a decir que tenemos que acordar una entrevista. Trato de explicarles que su protocolo ABSURDO dice que primero viene una persona, que debe ser recibida. Pero que si HOY hubieran puesto el cable y aceptado que mi vecino firmara el problema, que generaron ELLOS ya estaría resuelto, y que ahora tenían que seguir viendo. ERROR, NO COMPUTA. Se sale del manual. Le vuelvo a decir que de ninguna manera, los vuelvo a amenazar y pedir que me denuncien. Finalmente acordamos que vengan el sábado 24, que no trabajo.

Hasta ese momento entendía que hacían lo que les convenía (cambiar un cable de la calle) sin pensar que perjudican a un cliente. Y además entendía que tenían un “manual de procedimientos” y que de eso no se apartaban. Lo que no sabía era que ADEMAS eran MENTIROSOS.

Sábado 26/11

Desde las 8 estoy pendiente. A las 11:30 mi hija menor me dice “Pa, no van a venir”. Le digo “no, no puede ser, si me pidieron disculpas, y me dijeron que era prioridad”. Por las dudas llamo. Otra operadora me dice “perdón señor, hubo un inconveniente, tenemos que acordar otra visita“. Les vuelvo a decir que de ninguna manera. Que yo trabajaba. Que el cable lo habían cortado ELLOS desde la calle, y que lo podían arreglar desde afuera. Los vuelvo a amenazar y pedirles que me denuncien y corto. Esa noche ya volvía mi mujer de un congreso en Chile, y decido que ella como titular decida si quiere seguir o cortar el servicio, como haría yo.

Empiezo nuevamente a postear la situación en las redes sociales.

Inmediatamente me contactan, me piden que los siga en twitter.

Les digo que tengo claro que es para que no siga escribiendo, pero que veamos que pasa.

Me atiende por mensaje directo “Ricardo”. Le mando datos, fotos, y no contesta. Escribo:

Responden:

Ricardo me contesta “Disculpa la demora. Escale el reclamo al sector técnico para que se verifique el cable de la red que se encuentra cortado y lo estén reparando con urgencia. Ya quedó realizada la nota de crédito por los días sin servicio, el valor total es de $216.65 que lo verás reflejado en la próxima factura de Enero. Quedó registrado con el número de gestión: 294265152. Quedo a su disposición.” y agrega “Gracias a vos por enviar las fotos, eso nos ayudo a despejar la duda de que tipo de corte estaban teniendo. Saludos.

Eso si, inmediatamente me llega dos veces, por mensaje directo esto:

Estimado cliente, muchas gracias por contactarnos. Te invitamos a ingresar al siguiente link survey.ysocial.net/#!/survey … para realizar una breve encuesta de satisfacción que tan solo te llevará un minuto responder.” Juro que NO es chiste.

Martes 29/11

Yo le aseguro a mi mujer que como Ricardo me dijo que era “prioridad”, y que lo ponía como prioritario, el martes durante el día iban a venir y reparar. Cuando volvemos del trabajo encontramos todo igual.

Le mando este mensaje directo a “Ricardo”:

Hola Ricardo. Volvió mi mujer y me aseguró que no iban a venir a arreglar el cable que cortaron. Le dije que me habían asegurado que lo arreglaban con prioridad. Tenia razón mi mujer. No vinieron hoy tampoco. Eso sí, me mandaron dos mensajes para que complete una encuesta de satisfacción.

Me contesta Damian:

Hola Jorge, soy Damián. Disculpá las molestias. Indicame por favor para cuándo te confirmaron la visita técnica ya que en sistema no la tenemos registrada en este momento. Gracias.” Le mando copia de lo que le mandé a “Ricardo”, con fotos incluidas. “Damian” me contesta:

Jorge, disculpá la demora. Estamos gestionando con el área técnica para poder informarte al respecto y brindarte una solución. Gracias.

Mi mujer, para que mi hija menor tenga cable, llama nuevamente y acepta acomodar su trabajo. Acuerda una visita para el jueves 1/12.

Jueves 1/12

El técnico pasa, mira y le dice que como el cable está cortado (cosa que les dije desde el primer día, y les mandé fotos varias veces). Le explica que tenía que venir la cuadrilla de “instaladores”. El mismo, muy amable los llama para que vengan, pero les dicen que ese día ya no pueden, y acuerdan una visita para el sábado 3, de 9 a 14 hs.

Le escribo por mensaje directo a “Damian”:

Hola Damián. Sabes que me cuentas me mujer que hoy pasaron, vieron, y no arreglaron nada? Dijeron que volvían el sábado. Que te parece? Como verás, ya me lo tomo en chiste.”

“Damian” contesta:

Hola Jorge. Nos informan que la tarea técnica fue derivada para realizar una reinstalación. La misma se estará llevando a cabo el día sábado. Disculpá las molestias. Gracias.

Le pongo a “Damian”, por mensaje directo:

Algún día se podrá saber porque cortaron el cable el miércoles 23- desde ese día que mando fotos, vinieron el 24 a arreglar el del vecino y recién lo arreglarian el 3/12?. Mi formación científica me lleva a tratar de entender las cosas, defecto profesional. Ya me explico mi mujer lo que le dijo el que vino hoy. Una tercerizada tenía que cambiar el cable troncal por uno de mayor capacidad. Todo lo que les molestaba lo cortaron, y listo. El muchacho que mandaron era de los que reparaban, no de los que hacían tendido. Desde el primer momento aclare cuál era el problema y hasta mande fotos. Ahora dicen que vendrán el sábado, que es lo mismo que me dijeron el jueves pasado, cuando acordamos que venían el sábado. Y después tuvieron un “inconveniente ” y no vinieron. Eso sí, el muchacho le aclaro a mi mujer que lo que me habían dicho a mi era mentira, porque aunque fuera de afuera ellos no pueden hacer nada si no hay gente. Conclusión: indolencia, ineptitud, mendacidad. Podría ser el nuevo eslogan lo Cablevisión y Fibertel.

Sábado 3/12

Son las 12:30 y el técnico no aparece. Mi mujer llama. La primera operadora que atiende le dice que no tiene registrado nada. Se corta. El segundo operador le dice que tienen que arreglar una visita, y quedan para el miércoles 7/12, primer día que mi mujer puede quedarse sin ir a trabajar y esperarlos.

Seguirá

Ya no se que esperar, ni que pensar. Días sin servicio: 22/11, 23/11, 24/11, 25/11, 26/11, 27/11, 28/11, 29/11, 30/11, 1/12, 2/12, 3/12, 4/12, 4/12, 6/12, …

Si por mi fuera, no tendría mas contacto con Cablevisión-Fibertel. Ya hemos detectado que nos mienten. En un país serio una empresa con este comportamiento debería ser multada. Y desde ya que no alcanza con que descuenten los días. Hay un servicio que uno estaba pagando y que por causas ajenas a uno no está recibiendo.

Y FINALMENTE UN DÍA OCURRIÓ

El miércoles 7/12, a la mañana, cuando quisieron y en las condiciones que ellos quisieron (con mi mujer presente en la casa esperando) Cablevisión-Fibertel vino y arregló el cable que ELLOS habían cortado el 22/11. 16 días sin servicio. Maltrato, mentiras y todo lo peor.

Jorge Aliaga
07/12/2016
jorgealiaga.com.ar

Comments are closed.